sábado, 30 de abril de 2011

SOBRE EXPLOTACION DE PLANTAS

EL ÁRBOL ES LA METÁFORA PERFECTA PARA LA VIDA EN NUESTRO PLANETA

Los bosques son definidos como un área con alta densidad de árboles, estos pueden hallarse en todas las regiones capaces de mantener el crecimiento de árboles, excepto donde la frecuencia de fuego natural es demasiado alta, o donde el ambiente ha sido perjudicado por procesos naturales o por actividades humanas. Existen dos tipos de bosques los de hoja ancha que son más ricos de especies y los bosques de coníferas, de montaña o de hoja estrecha. 
El estudio científico de los bosques se denomina ecología forestal, mientras que su administración por lo general es conocida como silvicultura, normalmente con el fin de extracción de recursos sostenibles. Los ecólogos forestales se especializan en los patrones y procesos del bosque, generalmente con el objetivo de aclarar las relaciones de causa y efecto. Los silvicultores por lo general se enfocan en extraer madera y en la silvicultura, incluyendo la regeneración y el proceso de crecimiento de los árboles. Los bosques pueden ser alterados cuando suceden hechos como la tala de árboles, los incendios forestales, la lluvia ácida, los herbívoros o las plagas, junto con otras cosas, provocando un daño. En los Estados Unidos, la mayoría de los bosques han sido históricamente atacados por los humanos hasta puntos muy altos, aunque en los últimos años las prácticas silvícolas han mejorado, ayudando así a regular el impacto; sin embargo el Servicio Forestal Estaudounidense estima que cada año se pierde cerca de 1.5 millones de acres  (6.000 km²) de los 750 millones (3.000.000 km²) que hay en la nación.
Los impactos externos; hay algunos factores externos que pueden causar el deterioro o destrucción del ecosistema del bosque, entre los que se incluyen la inundación del terreno de la represa para formar un reservorio, el desbroce del bosque para ganadería, la agricultura migratoria y su conversión a la agricultura comercial.
La explotación comercial de madera, las industrias de procesamiento o su conversión a otros usos, para actividades como la minería, construcción de represas, riego, desarrollo industrial, o la clausura de los bosques para sur rehabilitación o conservación, surgen cuestiones sociales importantes. La explotación forestal comercial puede destruir los recursos que son importantes, localmente, para las economías de subsistencia y pueden abrir las áreas a la colonización incontrolada, causando mayor degradación ambiental y conflicto social. Asimismo, la clausura de los bosques para su rehabilitación o conservación puede reducir los ingresos de las poblaciones a su alrededor, privándoles de los nutrientes importantes o productos que generan ingresos. 
En conclusión: los recursos humanos y materiales son insuficientes, ya que existen problemas de tenencia de la tierra como la Tala de árboles algunas veces se encuentra fuera de control, ya que las personas que realizan esta maldad trabajan y distribuyen en gran cantidad. Pero si la gente tuviéramos conocimiento de que este recurso que nos brinda la naturaleza, es uno de los más importantes ya que nos da lo más indispensable para los seres vivos como el aire puro y el oxigeno que respiramos, así como algunos frutos; si supiéramos esto y más creo que uno que otro que tala arboles cambiaria su opinión y en vez de seguir matando arboles y quitarnos oxigeno lo pensaría dos veces; y plantaría y cuidaría a un árbol el cual daría beneficios a las generaciones futuras.


Las alternativas para el manejo de los bosques primarios y secundarios, para madera, los productos no igníferos y la producción agrícola y ganadera, amplia y de bajo impacto son:
·         Reducir la demanda de la madera mediante conservación, mejorando las estufas para el secado de la madera y combustibles alternativos.
·         Utilizar chapas, madera terciada y aglomerado más eficientes y reciclar los desperdicios de la madera.
·         Hacer mayor uso de las especies forestales mediante la expansión de las tecnologías de procesamiento y el desarrollo de los productos y mercados.
·         Implementar programas forestales comunitarios y de reforestación, realizados por los propietarios de las tierras, a fin de producir artículos de madera.
·         Utilizar completamente los árboles que se destruyen.
·         Intensificar la producción agrícola y la reforestación en los suelos fértiles o en las áreas que hayan sido desbrozadas, antes de abrir nuevos espacios del bosque para explotación.
El árbol es tan real, tan cercano a nosotros como lo es el cosmos. Por eso los mayas tenían su ceiba sagrada, los celtas su roble, los germanos su fresno y los griegos su olivo.

El árbol es la metáfora perfecta para la vida en nuestro planeta. Rescatar su herencia, rescatar su simbolismo es un deber humano sagrado. Hay que recuperar el árbol natural y olvidarnos de esa imitación plástica que adorna nuestras casas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada